The King of Fighters 2001 · Dreamcast · Hombreimaginario.com

Los últimos coletazos de Dreamcast (II). Desinterés y desánimo

Missing Parts 2: The Tantei Stories · Dreamcast · Hombreimaginario.com

Seguimos recordando los títulos aparecidos en Dreamcast desde que supimos que Sega abandonaba su última consola. Este mes, de entre docenas de simuladores de citas, destacamos algunos juegos dignos de atención

Si la primera mitad de 2002 había contado con un número aceptable de lanzamientos interesantes dadas las circunstancias (muchos de ellos, auténticos éxitos arcade “made in Sega”), la segunda mitad del año fue bastante más desalentadora. En medio de tanto simulador de citas campando a sus anchas en una consola moribunda, apenas surgía un glorioso Ikaruga destinado a convertirse en juego de culto.

El último trimestre de 2002 no supuso precisamente un cambio de tendencia. Sólo en Octubre salieron ni más ni menos que otras diez visual novels para máquina, de entre las que merece especial mención Missing Parts 2: The Tantei Stories, segunda parte de una trilogía desarrollada por Full On Games, una curiosa aventura de misterio publicada exclusivamente en Dreamcast. La primera parte de la serie había salido a principios de año y la tercera lo haría ya en 2003. El 31 de Octubre vio cinco lanzamientos simultáneos: tres visual novels más o menos en la línea habitual y dos reediciones: D+Vine[LUV], un cruce entre visual novel y action-RPG, basado en un anime erótico de éxito; y Black Matrix Advanced, un original y vistoso RPG de estrategia, revisión del original de Saturn, con escenas animadas realmente llamativas, nuevos efectos gráficos para las distintas magias y resultones sprites dibujados a mano.

Reeditado dos años después de su primera aparición en Dreamcast, Black Matrix Advanced se quedó sin lanzamiento en occidente, según rumores, por sus referencias religiosas

Black Matrix Advanced · Dreamcast · Hombreimaginario.com

Llegó Noviembre y la cosa no podía pintar peor. Con sólo tres lanzamientos, tres visual novels de aventura (al menos, según los cánones japoneses), los fans debieron sentir que ya llegaba realmente el final, aunque hubiera algún que otro título anunciado para los meses posteriores. Tal vez el más interesante de estos tres fuera Konohana 2: Todoke Kanai Requiem, una aventura de instituto con asesinatos incluidos, lanzado también en PS2 y parte de una serie cuya primera entrega había salido en PS1 y Dreamcast en 2001. Las partes 3 y 4 quedarían como exclusivos de PS2 para 2003 y 2004, respectivamente.

El desinterés de Sega por su consola se hizo dolorosamente obvio al siguiente mes, cuando los únicos tres lanzamientos llegaron tarde incluso para la campaña navideña. Su salida simultánea el 26 de Diciembre parecía una auténtica tomadura de pelo. Por un lado aparecía Yuki Katari (o Gatari según la traducción), la visual novel de rigor, cuya “Renewal Edition” saldría posteriormente para PS2 y PC; por otro, una conversión de recreativas Naomi, un interesante juego de puzle de la mano de Ecole (creadores de Death Crimson), cuya existencia parece haber pasado totalmente desapercibida: Musapey’s Choco Marker. La fama de los desarrolladores y su espantosa portada seguramente contribuyeron a que no se le prestase la debida atención, pero se trataba de un trabajo muy sólido tanto en el terreno gráfico como en el jugable, con más de 70 niveles en los que manejábamos a un extraño roedor que iba empujando y eliminando bloques de colores hasta dejar sólo la pieza central de cada escenario.

Aunque Dreamcast recibió las primeras entregas de Konohana, las dos siguientes sólo verían la luz en PS2

Konohana 2: Todoke Kanai Requiem · Dreamcast · Hombreimaginario.com

El tercero de los lanzamientos de Diciembre, The King of Fighters 2001, fue posiblemente el peor de toda la serie. SNK había quedado en bancarrota y Playmore encargó a Eolith la producción de esta nueva entrega. El resultado fue lamentable en Neo Geo y lo seguía siendo más de un año después en el port a Dreamcast. Continuaba el argumento de su antecesor y suponía la conclusión de la saga NESTS pero, a pesar de los más de 40 personajes disponibles, la ausencia de SNK era demasiado evidente desde el principio. Los retratos de los personajes carecían del estilo de los anteriores juegos, los escenarios se veían totalmente sosos y sin vida y la banda sonora quedaba a mucha distancia del listón que tan alto había dejado la franquicia. Tal vez la única novedad destacable fuera el modo puzle, exclusivo de la versión Dreamcast, un original variación de Tetris en el que los propios luchadores movían los bloques.

Y así terminaba el año. Tampoco puede decirse que 2003 comenzase lleno de alegría, con un solitario título aparecido el 30 de Enero. Wind: A Breath of Heart, basado en un anime de colegialas con espadas, era otra aventura de texto que se lanzaba en edición normal y limitada.

Otras dos visual novels vieron la luz al mes siguiente. El 6 de Febrero aparecía Pia Carrot Yokoso!! 2, una revisión para todos los públicos del original de PC y Saturn, que sí contaban con calificación para mayores de 18. Lo cierto es que, si bien se habían eliminado las escenas más explícitas, el juego no dejaba de ser picante en absoluto. Por su parte, el 27 de Febrero salía Happy Breeding, otro eroge que había corrido una suerte similar: su paso de PC a Dreamcast le valió la calificación para todos los públicos al quedar despojado de las imágenes de desnudos, aunque se acercase a ese límite cada vez que hubiera ocasión. Su edición “Cheerful Party” apareció en PS2 el mismo día.

Éstos fueron todos los títulos aparecidos entre Diciembre de 2002 y Febrero de 2003. Contra todo pronóstico, Musapey’s Choco Marker fue el más destacable

Dreamcast Japan exclusives · Hombreimaginario.com

Marzo supuso un leve rayo de esperanza, con catorce lanzamientos de los que, en realidad, la gran mayoría fueron reediciones. El 6 de Marzo reaparecieron Yume no Tsubasa: Fate of Heart, el recopilatorio retro Princess Maker Collection, el original RPG Napple Tale: Arsia in Daydream, el clasificado como “misceláneo” por sus propios creadores Tentama: 1st Sunnyside y los emblemáticos Jet Set Radio y Shenmue 2. Al mismo tiempo, casi con disimulo, se lanzaba Kaitou Apricot, un otome, o visual novel romántica orientada al público femenino, en el que la protagonista debía compaginar su vida de ladrona con sus intentos de relacionarse con los personajes masculinos de la historia. El 13 de Marzo se reeditó Interlude (visual novel) y el 20 lo hicieron Record of Lodoss War (action-RPG), Zero Gunner 2 (excelente shmup de Psikyo), Segagaga (original juego de estrategia en el que nos encargábamos de dirigir la propia Sega), Crazy Taxi 2 (sobran explicaciones) y Kidou Senkan Nadesico: The Mission (juego de estrategia en 3D ambientado en el espacio). Por fin, el 27 de Marzo aparece Pia Carrot Yokoso!! 3, en una edición limitada de 20.000 copias, y esta vez con un gran 18 en la portada, evidenciando su contenido explícito. Efectivamente, las partes 2 y 3 salieron al mercado con una diferencia de poco más de un mes.

Salvo por otra reedición más de Interlude, Abril quedó totalmente desierto. Mayo sólo vio el lanzamiento de las visual novel románticas Princess Holiday: Korogaru Ringotei Senya Ichiya, despojada de todo contenido erótico en su paso de PC a Dreamcast, y Cafe Little Wish.

Un diseño artístico de cierto nivel, como el de Princess Holiday, permite que algunas de estas aventuras de texto resulten muy llamativas

Princess Holiday · Dreamcast · Hombreimaginario.com

Sólo 4 nuevos títulos vieron la luz en Junio, pero al menos no se tomaba el pelo a los usuarios con más reediciones. Sin duda la sorpresa fue The King of Fighters 2002, ya que a esas alturas poca gente contaba con que Playmore lo terminase publicando en Dreamcast, pero fue de agradecer que cumplieran lo prometido y dieran a los fans el que, de nuevo, muchos creyeron que sería el último gran juego de la consola. Y lo cierto es que, aunque seguía notándose que no era vieja SNK la que estaba al timón, Eolith parecía haber hecho los deberes y los gráficos superaban claramente el despropósito de la anterior entrega. Los escenarios gozaban de más vida, los personajes estaban mejor animados y hasta la banda sonora levantaba cabeza. Además, se añadieron nuevos modos de juego que servían para desbloquear personajes, que en esta ocasión llegaban a los 50 (todo un dream match), una cifra sólo superada en Dreamcast por Marvel vs. Capcom 2.

Continuará…

Deja un comentario